LA CARA COMO ROCA

LA CARA COMO UNA ROCA El presunto salía de la cárcel después de dos años sin poder ejercer su derecho constitucional a defenderse (el pobrecito mío). Había sido imputado de delitos de malversación de fondos públicos; cohecho; desfacon cresh y yo qué sé que cantidad de cargos contra la hacienda que lo habían convertido en el cerebro de la operación “malaya puñalé te peguen”. Una verdadera trama de mangantes con guante blanco que había sumido a la maravillosa población de la costa del sol conocida por ser el emporio de magnates del petróleo y celebritates de la prensa del corazón, en una escandalosa ruina a costa del enriquecimiento desmesurado de algunos de sus ediles. El presunto, salía de la cárcel más fresco que una rosa, escoltado por sus abogados, radiante y seguro de sí mismo, se dirigía a los micrófonos, sintiéndose importante protagonista de la expectación que había suscitado. Libertad bajo fianza, al fin y al cabo como reza la letra del tango: “veinte años no es nada”…qué puede significar pasar en la cárcel dos años en régimen de protección especial…nada –hombre- qué son dos años para el paraíso que te espera; el tiempo preciso que necesitan los accesores del presunto para desviarle la inmensa fortuna amasada hacia las islas paradisiaca de los caimanes y cayos. No pasa nada, ahora la justicia tiene que demostrar con pruebas y testigos fehacientes si era verdad lo del parque temático con auténtico safari africano que tenía montado el presunto en su fabulosa finca y su cohorte de abogados defensores Amparados en minutas astronómicas, demostrarán que todo era causa y efecto del periodismo infausto de investigación que buscaba implacablemente una cabeza de turco, un indefenso chivo expiatorio que pagara las consecuencias de este infame caso de malversación y enriquecimiento. Un millón de euros de fianza, lo tiene cualquiera; un auténtico Picasso vale más dinero…no hay problema: todo lo que necesite el presunto celebro, aquí están los bancos expertos en avalar a los presuntos embaucadores más grande de la historia, para eso está el patrimonio tan bien accesorado como invertido en valiosas obras de arte. Como se te queda la carita “pepe luis” de mi arma, como una Roca de fría, con el trabajito que nos cuesta a todos pagar una hipoteca de 180.000 euros en venticinco años. Con las fatiguitas que le está costando al Consistorio de la Bella localidad desfalcada por el presunto y sus ecuaces, levantar cabeza, que hasta la pobre Alcaldesa ha tenido que subirse el sueldo para poder ir tirando “palante” y no ser menos que sus ilustres predecesores, mientras que las afanadas amas de casa del pueblo tienen que desinfectar los colegios públicos, por sus propios medios, para que sus hijos puedan asistir a clase con las mínimas garantías de salubridad. Un millón de euros de fianza lo tiene cualquier, pero y la vergüenza…la vergüenza no tiene precio.

Entradas populares de este blog

SAN CUCUFATO, ora pro nobis

A LOS CINES DE VERANO QUE TUVO SEVILLA

LA LUZ EN ESTADO DE BUENA ESPERANZA