viernes, 8 de agosto de 2008

CUENTO CHINO OLIMPICO

(foto MARCA)
Comienzan las esperadas Olimpiadas; los Deportes en estado puro para los que disfrutamos con la pureza del deporte. No hay acontecimiento social ni político, que una a los hombres más que el Deporte bajo la misma bandera que algunos paises agravian en privado y después suelen exaltar en público cuando su compatriota acarician la medalla de oro. Hoy comienza el gran espectáculo, la espléndida fiesta madre de todas las pruebas y competiciones en sus distintas modalidades y lo hará con una esperada ceremonia de inauguración que el titán de Internet, se ha encargado de filtrar, haciendo gala de sus poderes informáticos. En esta ocasión, será Pekín de la china mandarina, la anfitriona de más de 80.000 deportistas que van a luchar por batir sus marcas y establecer nuevos records de plus marca para las estadísticas. Siempre se ha hablado de los cuentos chinos como la referencia de un país inescrutable, cargado de leyendas e historias milenarias. No hay más que contemplar la gran muralla, para hacernos una idea de lo que son capaces de abarcar haciendo gala de una paciencia y un servilismo tan histórico como anacrónico. Como su extensa cultura, los Chinos, siempre encierran algo ó mejor dicho, siempre suelen encerrarse dentro de algo. No hay máquina expendedora que no esconda a un chino para despacharnos sus productos. Si tradujeramos aquella célebre frase de “su tabaco gracias”, veríamos el origen de tanta amabilidad con acento Chino. El “made in” por excelencia de los bazares, extendidos por todo el universo a través de sus sospechosas mafias. Siempre hay un chino laborioso escondido, trabajando en condiciones infrahumanas en un zulo inmundo, manufacturando ropas y zapatos de bajo costo. Por no hablar de sus restaurantes repartidos por todo el orbe, auténticas industrias rodeadas de un misterioso halo, que hacen que nos preguntemos todos a cerca de; ¿Quiénes son sus proveedores…y cual es el secreto de sus trituradoras?. Que nadie dude del éxito de estos Juegos Olímpicos; ni de la sabia tecnología que aportarán a los mismos los herederos del imperio Oriental, lo que sí dudamos es de su capacidad de alterar la realidad conviertiéndola en puro Cuento –cuento Chino- capaz de borrar de la faz de la tierra ciudades enteras con sus cientos de miles de habitantes, que trabajan los arrozales de sol a sol, para vendernos la ficción de un pais moderno garante de derechos y libertades. Los Chinos son capaces de todos, hasta de engañarnos sin que parezca ofensivo, que al fín y al cabo y gracias a su genética, nos parecen clones multiplicados difíciles de disntinguir físicamente hablando. Ojo con el gigante amarillo- república bananera vestida de gala- para unas Olimpiadas bajo sospecha. Todo sea por el bien del Deporte, convertido esta vez en, un maravilloso CUENTO CHINO.

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...