viernes, 10 de abril de 2009

¡qué tarde la de aquel día!

Esa tarde tan dorada cuando la Victoria -Madre- viene dejando un perfume en la cadencia del aire... ...y la tarde -tan dorada- se matiza en tonos suaves para dormirse, serena junto a la Victoria -Madre-

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...