viernes, 10 de abril de 2009

¡qué tarde la de aquel día!

Esa tarde tan dorada cuando la Victoria -Madre- viene dejando un perfume en la cadencia del aire... ...y la tarde -tan dorada- se matiza en tonos suaves para dormirse, serena junto a la Victoria -Madre-

Entrada destacada

naturaldesevilla: El Rey que perdió la cabeza

naturaldesevilla: El Rey que perdió la cabeza : Quizás fuera el Palacio del Conde Pumarejo, lugar idóneo para las citas clandestinas del rey...