viernes, 18 de diciembre de 2009

QUERÍA DECIRTE...





Quería decirte, Reina tantas cosas
al despuntar el alba de esta dicha
que no encuentro palabras por hermosas
todo es poco, Señora..qué daría..
Por describir la rosa de tu cara
y el sonrosado albor de tus mejillas
¡que no daría absorto en tu mirada
cada vez que me miro en tus pupilas!
Por versar tu quebranto ensimismado
donde tanto dolor se dulcifica
en ese rostro dulce anacarado
que hace del llanto la hermosura viva.
Por destacar el aura de tu imagen
en sublime expresión que se aproxima
a cuantos invocamos el auxilio
postrados a tus plantas peregrinas.
Qué decirte, Señora, musitando
esa oración que solo queda escrita
en el papel mojado de la mente
con la emoción al verte tan bonita...
Por convertir en canto mis abrojos


por componer aquella poesía
que trenzó aquel maestro imponderable
cuando por calle Sol, ya no cabías.
Por mucho, que lo intente...ya ¡no cabe!
la inspiración no encuentra otra salida
no hay verso, ni alabanza, ni cantares
no existe en consonancia otra medida
que alcance en dimensión a tanta gracia
finura y elegancia reunida
porque, Tu eres, Divina Trinitaria,
¡ la ESPERANZA, más DULCE de SEVILLA!

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...