domingo, 14 de marzo de 2010

NIÑO DE ESTRENO

Aunque tu rostro se cubra de asombro por la escena que estas contemplando, quiero pensar que en tu mirada inocente, va reflejada la Esperanza que irradia el Señor. Aunque padezcas temblores de escalofrío por el miedo que te produjo contemplar la violencia de la escena, quiero pensar que eres niño del barrio de la Ciudad Jardín. Joven misterioso cubierto por un lienzo que le sigues cruzando el torrente Cederrón por su puente. Llevas en la mirada, aquella luz que estrenamos un día al uso de la razón y el sentimiento. Tienes los mismos ojos abiertos de los que corrimos por la rampa del Salvador. Perteneces al afortunado tramo de paveros de donde emana toda la grandeza de nuestra devoción. Niño que mira el paso desde la altura bendita de la sencillez, asustado como el primer día, pero conciente que lo que estas viendo es el instante eterno que contemplaran los que como Tu, no han dejado de ser niños através de los siglos. Quiero pensar que tus pupilas encierran toda la expectación que ha creado el soberbio misterio al que perteneces. Así se lo quisiera contar a todos los niños, que mirándose en ti, se acercan a El. La Esperanza de esta ciudad Jardín, ya tiene sus ojos fijados en todas las criaturas que con varita o canasto repleto de caramelos van a cruzar el puente Cedron escribiendo una nueva pagina en la memoria.




Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...