jueves, 10 de junio de 2010

450 ESTRELLAS




Que al Dolor llamen belleza

No es pura casualidad

Ni hermosura a la Tristeza

Ni al Llanto, serenidad…

Que en honor a la verdad

Si la verdad deja huella

Se funde en una doncella

lucero de la mañana

que en el barrio de Triana

responde al nombre de, ¡ ESTRELLA!



Sino, mírala a la Cara

Si aguantar tus ojos pueden

Mira el nardo de sus sienes

Y el nácar de su alborada

Deja que entre por la arcada

De sus pestañas perfectas

La dilatada certeza

Del alma que se conmueve

Al descubrir como hiere

El fulgor de su realeza…



Y después si tienes fuerzas

Para perderte en su cielo

Repara en el terciopelo

De la rosa de su cara

Rosa de té perfumada

Por el hacedor que sella

Con miel de arcilla y centella

Milagro de un alfarero:

El resplandor trianero

De la Virgen de la ESTRELLA.

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...