El Encuentro...



... Una vez más en Sevilla puso su impronta la estela

de Aquel que todo lo puede por imposible que fuera.

. . y así la lluvia inclemente se tornó rocío de estrellas

que aligeraba a Triana con su más preciada Reina.

Mientras la noche pregunta y el alba anhelante acecha

-qué sucede Madrugada- de Exptectación tan intensa...

Que ha de ser, que Dios las cita y los ángeles la acercan,

que se adivina el milagro que el prodigio se desvela y

el firmamento rubrica la historica coincidencia

de encontrarse -Cara a Cara- el SOL con calle PUREZA...

la Catedral por testigo la Giralda centinela

de dos fuentes de Alabanza que se miran y reflejan y

se funden bajo el cielo de su Sevillana tierra

en una misma ESPERANZA en una sóla Belleza

¡qué delirio frente a frente ! TRIANA Y LA MACARENA!







Madrugá, 1995 (foto Boletín Hermandad de la Macarena)

Entradas populares de este blog

SAN CUCUFATO, ora pro nobis

A LOS CINES DE VERANO QUE TUVO SEVILLA

LA LUZ EN ESTADO DE BUENA ESPERANZA