jueves, 7 de julio de 2011

Entre el tormento y el éxtasis



A estas alturas de la película, me sigue sorprendiendo, que aquí, tanto en  política,  somo socialmente, NADIE asuma la responsabilidad ante la gestión desempeñada en cualquier cago público o dirección ejecutiva del consejo de administración de determinada sociedad. Aquí no hay verguenza, ni nadie se ofende ante la duda, mas bien, no  cabe ni la menor duda de la inmunidad que goza un imputado. Ser imputado hoy día es algo así,  como el parapeto que proteje a las centralitas de atención al usuario, donde los operador@s de  telefonía y banda ancha, marean la perdiz de los usuarios, pasándolos de departamente en departamento hasta insuflarnos las partes más nobles, de impotencia e indefención. Ser imputado hoy día es contar con el apoyo logístico de varios aforados que ofrecen sus servicios en materia jurídica, garantizando a sus representados -condenas de lujo que cambian el pijama a rayas por traje de "Emilio Tucci"- y mantienen intacta la apropiación indebida de fondos en sus respectivos paraisos fiscales. El imputado en "mi querida España", se presenta felizmente a las elecciones; hace campaña por los barrios, incluso se permite el lujo de repartir propaganda en mano, sin importarle el desprecio o la admiración de sus vecinos  e incluso llega a ganar las elecciones -presumiendo de palmito- porque aquí "todo el mundo es inocente hasta que no se demuestre lo contrario".  El dinero se lo han llevado a espuerta de los despachos; los fondos del Estado han sido desviados a través de subvenciones adjudicadas a empresas fantasmas, cuyos consejos de administración nombrados a "dedo" se acogieron a los ERE, sin dedicación, antiguedad ni presencia física en el trabajo. Hay luengas listas con nombres y apellidos de familiares, allegados y amigos imputados. ¿Conocen vdes., la dimisión de algún aforado o Alto Cargo?...todo se remite a la investigación,  al tráfico de pruebas, a la intervención por parte de la policía judicial, al inmenso guardamueble de archivos, disco duros, torres de PC y documentación acreditativa, que alimenta y engorda la lentitud adquirida por la Justicia y hace al mismo tiempo jugar con el "tiempo a favor" de los imputados. Mientras tanto, a los INDIGNADOS -pero a los Indignados de verdad- los que estamos en el salón de nuestras casas contemplando el panorama desolador de la corrupción, cada día con un caso nuevo (ayer la SGAE) , mañana el otro por descubrir, sufriendo pacientemente en nuestras propias carnes la CRISIS que entre todos han creado y los imputados se llevaron calentita a la mansión, perdemos la fe en los políticos que van haciendo "fumata negra" con la destrucción de pruebas antes del traspaso de poderes y vice-presidentes del gobierno que dicen tener las claves para salir de la crisis y generar empleo, a cambio de votos. Todo ello bajo "la insoportable levedad del ser analista político y lucirse por los medios de comunicación -entre hoy y mañana-  calentando el ambiente de cómo está el patio". Lo cierto y verdad es que asistimos atónitos a la apología del enriquecimiento de tantos imputados como casos de corrupción se suceden, sin que una sola dimisión -una sóla- haga digna la máxima de que la duda ofende.

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...