jueves, 3 de mayo de 2012

A tu discreto encanto



Vengo a ver tu vestido de mayo, Jacaranda prudente, flor de azahar sin perfume ni albura, pero envidiable. Violeta prudente de altos vuelos al alcance de espíritus soñadores. Sevilla no te merece, pero tu sí a ella, cubriendo su ausencia con el tupido velo estampado de tu color de aurora. . Como la cera lloras tu lagrimón morado, quien sabe si tu lluvia, no proviene del cielo que arroja petaladas de lirios que exornaron las aúreas canastillas de Jesús nazareno. Vengo a ver tu vestido y me paro extasiado, por esas avenidas teñidas de sereno…quien fue tu creador, quien puso mano al pincel y al color que te extiende entre el verde de la fronda, adornando este cielo. Cuaresma de las muchas Sevillas ignoradas, víspera de otras vísperas de lirios marimeños; auxilio de María en la añoranza anclada, de esta ciudad que nunca encierra su esperanza. Jacaranda prudente que enciendes la arboleda con un pregón que nadie supo darte por mayo, tu gloria –como Dios- florece en las altura y en la tierra tus pétalos dan la paz a los hombres.


Leer más: http://naturaldesevilla.blogspot.com/2009/05/saludo-breve.html#ixzz1tnLbSlcB

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...