martes, 7 de agosto de 2012

Peor imposible



Nadie encuentra explicación a lo que está pasando en España por más atento que permanezca a las pantallas de televisión o pendiente de las redes sociales. Sabíamos  que los niveles de despilfarro y la corrupción del anterior gobierno, habían alcanzado cotas insospechadas; sabíamos que los escándalos y las tramas de malversación de fondos públicos; los casos de prevaricación y cohecho, salpicaban a toda la clase política, manchando la reputación de las instituciones públicas, económicas y sociales, desde el más cutre y desconocido de nuestros ayuntamientos hasta la familia real. Esperábamos un soplo de respiro con la llegada del nuevo gobierno al poder, un desmarque, un ligero cambio de ritmo que pusiera freno al desgaste moral de un ejecutivo viciado, sin rumbo y a la deriva, pero el afán por coger la poltrona del poder, superó todas las expectativas y promesas proferidas en la propaganda electoral, ante la evidencia de una situación económica, que en la realidad desbordaba la más recalcitrante de las ficciones. De los incipientes brotes verdes, pasamos en menos de seis meses, al drama, a ese escozor implacable de presenciar en nuestras carnes como el estado del bienestar se derrumbaba de un día para otro con la adopción de medidas urgentes que por necesarias, se dirigían hacia las clases más desfavorecidas de nuestra sociedad, en la seguridad de que es mucho más cómodo, para un gobierno, recortar sobre la garantía que ofrecen los sueldos fijos de funcionarios; las pensiones marcadas por ley y los subsidios y prestaciones que figuran en las nóminas de los desempleados. Todos estos recortes sociales, son mucho más fáciles y directos a la hora de reducir el déficit maquillado por los corruptos, que investigar con todos los medios al alcance del estado, el camino y la suerte que corrieron tantos miles de millones de euros como han despilfarrado y evadido, los autores, cómplices y encubridores que se enriquecieron con el dinero público. Claro que sí, estaría bueno, que semejante fondo de reptiles, no estuviera o estuviese en manos de la justicia, pero de que nos sirve al común de los españoles que tanto sinverguenza y degenerado pise la cárcel, si tan descabellada como astronómica cifra de millones de euros, se pierde en los paraísos fiscales que han diseñado estos auténticos mafiosos del crimen económico organizado y revierta en un futuro, en sus propios intereses o el de sus familiares. Naturalmente que tenemos que cumplir y dar la cara ante la zona euro a la cual pertenecemos, para eso están nuestros expertos políticos en economía y diplomacia, para negociar con planes, propuestas y medidas de reducción justas y necesarias, pero nunca a base de un pueblo, cuya clase trabajadora está a punto de perder los derechos fundamentales que tanta sangre, sudor y lágrima costó verter a nuestros abuelos y padres. Señores ministros del gobierno; Sr. presidente Rajoy y vicepresidentes; Sres Montoro y De Guindos, sean francos, si les queda un ápice de dignidad, díganle claramente a sus socios europeos que si tienen que enviar a los hombres de negro, lo hagan para seguirle la pista al dinero que han defraudado los “gurtel”; junta de andalucía; fundación noos y compañía o esos 160 mil millones de euros que han salido por la puerta de atrás de nuestro defenestrado pais en busca de paraisos fiscales y no se emperren en castigar más a la clase trabajadora, funcionarios, pensionistas, desempleados o dependientes, con recortes y medidas dolorosas que amenazan el desplome de un estado democrático de derecho, abocado -si no lo remedian de inmediato- a tomar las calles, clamando justicia.

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...