jueves, 23 de agosto de 2012

Peregrinos sin Rocío


 
 
Por carreteras ardientes buscando Córdoba la llana, marchan los peregrinos de la otra cara de la moneda. Bajo el sol despiadado del agosto más tropical. Peregrinos y peregrinas con gorra regalada y sombrero de paja , sin badana ni bata, sin caballo, carreta, jardinera o carriola equipada con baño ni aire acondicionado. Sin vítores ni salves, sin otro rezo ni oración que sea pedir la tierra y la libertad que un visionario de la patria enseñó a sus paisanos andaluces, tendiéndole el grito unánime de un: ¡levantaos!. Dicen las lenguas demagogas, que esta marcha, suena a romería de los tiempos del subdesarrollo; que esta hilera de romeros sin medalla, es rebaño furtivo que acude al redil de un pontífice charlatán disfrazado con estola palestina; pero ejemplos al margen y apuntes de curriculum, diputado que deja la franela del traje colgado en los percheros inicuos del Parlamento, merece el respeto de cuatrocientos jornaleros tostados al fuego lento del sol de los 45º, blandiendo la enseña verdiblanca que clama por la Andalucía libre, España y la humanidad. Quizás no sea del todo lo más digno, hacer una parada en el camino donde las cercas y vallados hablan de propiedad privada. Ni bañarse sin permiso en las piscinas de los más afortunados. No tiene esta hermandad permiso suficiente par tomarse la justicia por su mano, pero sí es la única asociación de fieles que ha reaccionado, frente a la falsa moral y el fariseismo que los que más tienen y nunca predican con el ejemplo. Cada mañana, al alba sin tamboriles, con los piés resanados para afrontar un nueva jornada de lucha, la gente llana de los pueblos los despiden con salvas de emociones y otras tantas se unen para alcanzar nuevas metas, entre muestras de apoyo y encendidos aplausos. La forma más antigua es la más nueva, no quiere decir que sea la más acertada, pero es una manera de demostrar que es posible llevar la solidaridad a cuesta, para los que más lo necesitan y peor lo están pasando, simplemente por ello, merece todo el respeto y admiración esta marcha, aunque sea la otra cara de una misma moneda.


Entrada destacada

naturaldesevilla: El Rey que perdió la cabeza

naturaldesevilla: El Rey que perdió la cabeza : Quizás fuera el Palacio del Conde Pumarejo, lugar idóneo para las citas clandestinas del rey...