martes, 19 de marzo de 2013

A las puertas del AMOR

Vuelve El Amor, como el agua a regar los naranjos dormidos. El Amor interior, el que es sabia ascendente y desboca en las ramas sus gajos perfumados. Vuelve El Amor que a este Valle de Lágrimas prestó el auxilio dulce del maternal Socorro. El Amor sin presunción, desnudo y entregado, ausente del Dolor, libre de sufrimiento. Ese Amor que te empapa, te conmueve y dispersa, te eleva hasta el Calvario de la infinita entrega. Vuelve El Amor y nos devuelve a todos a su sitio, diestra del Padre, la nave del Divino Salvador donde lo descubrimos andando a la deriva hasta alcanzar la viva llama de su Faro, norte de devoción, sagrario del Socorro. No sabe el corazón, cuanta falta nos hace que vuelva en esa noche de Amores encontrados su horizontal silueta bañada por la luna, entre cirios tinieblas y brumas perfumadas, Cabeza portentosa sobre un mar de costeros, el arbol de su Cruz navega hasta el buen puerto, su Amor quedó enjugado en paño de Verónica, se agita con la brisa como un adiós sentido. La calle que lo espera es Cuna consagrada, que tiene a la Giralda -testigo enamorado- el pecho se le abre de besos y oraciones, parece que destila Amor por su costado. Bulle la Plaza enchida de respeto y silencio, vestida con sus galas de Domingo de Ramos, vuelve el Amor, ya sube la rampa se estremece ...un rachear antiguo, anuncia que ha llegado.

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...