martes, 20 de agosto de 2013

Salario Simulado, trabajo endiferido


Es cierto que si no te mueves, la oportunidad y el trabajo, es difícil que lleguen a tu casa. Pero donde ir...que hacer, es la implacable pregunta que cada día nos cuestionamos, cientos de miles -millones- de españoles que hemos caído en la desgracia del desempleo. Es triste y desolador, levantarte cada mañana con la misma interrogante, una interrogante que se incrusta en tus carnes como el hierro candente de una condena. Vuelves a entrar en los portales de empleo a revisar las ofertas rutinarias que atiborran tu correo de quimeras, pues cada vez son más inalcanzables los requisitos que exigen las empresas, cuantos más rigurosas las cribas a nivel de diplomados, idiomas y master. Hay quien dice por la red, que es más sencillo que te toque la “primitiva” a que acepten tu currículum. Si para la juventud -que busca empleo desesperadamente, -bien para costear sus estudios o bien para abrirse camino en la vida- ya es difícil encontrarlo, imagínense para los que hemos rebasado los cincuenta años y nos situamos en ese punto de la encrucijada biológica; donde, ni podemos ni somos demasiado viejos para jubilarnos, ni lo suficientemente jóvenes para acceder al mercado de trabajo. No hay más que atisbar el horizonte, para que tiemblen los palos del sombrajo donde nos cobijamos de las inclemencias que está generando la crisis-estafa, cuya prolongación en el tiempo, nos está llevando a vivir situaciones inverosímiles. Está cada vez más claro, quienes han sido los culpables de este descalabro social, aquellos que negaban la crisis con la metáfora política de una recesión; los mismos que nos hacían creer que vivíamos por encima de nuestras posibilidades; los que pedían austeridad, esfuerzo, sacrificio y ahorro, mientras se subían ellos los sueldos, cobraban comisiones por trabajos en empresas donde ni aparecían y recibían sobres-sueldos por participar en campañas electorales, con la falsa moral de servir a sus respectivos partidos por amor al pueblo. Hagan juego ¡señores! , sumen las astronómicas cifras malversadas por los corruptos en los casos Gurtel y Eres; añádanle el dinero público malversado por los Urdangarín y compañía y el indecente capital evadido a Suiza y parte del universo, por el “puto amo” y nos saldrá el presupuesto recortado para ministerios tan intocables como Cultura y Sanidad. Si a todo ello, le suman las partidas de “sobres” perdidos en concepto de financiación indebida de los “populares”, la denostada ley de dependencia, resultaría obviamente favorecida y lejos de la ruina en la que se encuentra. Todo lo expuesto, duele y tanto, a la clase trabajadora que sufre los recortes incomprensibles de un gobierno comandado por el capital y la banca. Clase trabajadora que tiene que soportar las descabelladas medidas de un FMI, que continúa pensando que el salario medio español sigue siendo alto y por ello exige la reducción de un 10%.- ¿Como es posible que individuos que cobran 18.000€ brutos mensuales, consideren que 1.000€ de media al mes, es un salario alto?. Para más INRI, nuestro dilecto presidente de la patronal española, va a más y apuntilla, la necesidad de reducir los ciertos privilegios que gozan los contratos indefinidos, en beneficio de los temporales. Definitivamente esto es una viña sin vallar en la que nos precipitamos al caos, un caos que día a día va estableciendo su mismo orden y lo que es más lamentable, hace posible, lo que nuestros abuelos nos contaban: “Yo trabajaba por un techo y el rancho...pasé tanta hambre que me comía las cáscaras de las papas y los plátanos”....¡ay abuelo, como me acuerde de tí! : “Cobro 400€, trabajo más de 6 horas; pago 400€ de alquiler..comer es lo de menos, pero ¿y el agua, la luz, el gas, la matrícula, los libros....?

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...