Ir al contenido principal

ADIOS, con el pañuelito



Adios con el pañuelito, la pregunta me la guardo en el bolsillo vacío, la respuesta por mas que busco no la encuentro. La alegría es contagiosa, pero la pena es crónica, el tronío de los cohetes distorsiona la realidad, cuanto más se aleja el ruido más se siente la desolación. Flores nuevas, plata antigua y reluciente, cuajada de colores vivos, pintan las calles de la despedida. Os llevais –por siete días- la vida a caballo entre lo divino y lo profano, dejais el mundo viéndoos pasar por las aceras.
Detrás del Simpecao, se ván los que se quedan, se van hasta la marquesina próxima parada de los jubilados. Os acompaña el minuto de gloria de cuantos nacieron atrapados en un cuerpo que no les correspondía, os sigue la fe sostenida en las muletas, el dolor acostumbrado de la artritis que obra milagros de olvido andando por sevillanas. Puro absentismo salvado por la tradición, el trabajo, la escuela, la obligaciones, sacrificadas por la devoción, bajo el precioso nombre de una Virgen que parece guardar la clave de la felicidad. Que así sea si verdaderamente el camino es de esperanza, que así sea si verdaderamente se cubren de Rocío los que rigen los destinos de los más atormentados, que así sea, si verdaderamente las casas del despilfarro llena de gloria bendita, abran sus puertas para que nadie se sienta extraño. Adios con el pañuelito, me temo que esa fe que se presume por la calles, no es la fe verdadera que cree sin necesidad de dar espectáculo. Pero somos así, así es nuestro pueblo: ¡Viva la Virgen! metiendo el dedo en la llaga, ver para creer.

Entradas populares de este blog

SAN CUCUFATO, ora pro nobis

Sepan vuesas mercedes, que les vengo a hablar de un Santo sin canonización ni onomástica. De un Santo, sin nicho ni ornacina; de un Beato sin altar ni retablo que obra descomunables maravillas a los cientos de miles de devotos que imprecan sus favores. Este es un Santo elevado a la gloria por méritos propios; proclamado bendito por unanimidad en el cónclave infalible del saber vulgar, tan honorable como el filosófico o el científico. Sepan vuesas mercedes, si no lo saben ya por bocas de sus venerables abuelas o por intercesión de sus hacendosas madres, sopena que sean por parentesco político, que este magnífico Santo obra verdaderas maravillas tanto como singulares prodigios y asombrosos milagros al frente de su sagrado magisterio, ocupando su cátedra doctoral, de abogado -honoris causa- de las personas, animales y cosas perdidas. Acepten de buen grado y manera incondicional, humildemente la Oración que en su Honor y gloria, les acerco y sirvánse rezarla con intención fementida, ya q…

A LOS CINES DE VERANO QUE TUVO SEVILLA

CINE DE VERANO
Ven conmigo al cine De sábanas blancas En noche fragante De aroma de albahaca… La salamanquesa Está en la pantalla Y un festín de luces Trenzado en guirnalda Enciende las cales De la pared mágica. Ponen “tres sargentos” Que importa la trama Si el duro de Martín Piter o Sinatra, Los Diez Mandamientos O Lawrence de Arabia.
Lo bueno es sentarse Mirando las sábanas Cabeza con hombro Frente a la pantalla Y de vez en cuando Si la emoción salta Perderse en el cielo De estrellas de plata Mientras sella un beso Una noche mágica.
...Sevilla tuvo hace años, ya lo decía el Trovador, bailes y café cantantes, el cine mudo la murga el LLorens y el Novedades, y en estos solemnes días de estrenadas vacaciones con suspensos o aprobados, nos abría las terrazas perfumadas de sus cines de Verano. Las blancas pantallas radiantes orladas por la línea de azul noche, las tapias encaladas cuajadas de jazmines, el albero del patio recien regado, las sillas de enea, las girnaldas de bombillas de colores, la vieja parra, el …

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pánico, en los puntos calientes donde se produjeron las estampidas -que al parecer y visto lo grabado- fueron más de atronadores ruidos que de nueces, rompiendo el tenebroso silencio de la noche. Varios días intentando digerir las declaraciones vertidas por las fuerzas y cuerpos de Seguridad, desde los informes de Emergencia, hasta las versiones de las distintas autoridades, sin poder quitarme de la cabeza, la rabia e indignación que me embarga ante el daño innecesario y cruel, sufrido por tantos paisanos de todas las edades -sobre todo los niños- que no olvidaremos, después de diecisiete años de rehabilitación, el nuevo trauma de esta madrugá.. No me cabe sacar otra conclusión que la del fracaso absoluto, tanto de los responsables de Organización -CGHH, como de las autoridades Municipales. Coincido con ciertas declaraciones vertidas, por algunos cronis…