jueves, 7 de mayo de 2015

"Esto no es nada"...¡PREPARATE!

Parece que la frescura del nuevo aire parlamentario que estrena, la portavoz de PODEMOS, en su turno de intervención en el debate de investidura de la candidata a Presidenta de la Junta de Andalucía, Teresa Rodriguez, no deja indiferente a nadie. Ya se han rendido a sus plantas -los varones históricos del PSA (sin la O de obrero), en el caballeroso gesto de besar su mano, gentilmente interpretado por el ex-presidente, Rodriguez de la Borbolla. Ya han escrito sobre ella, alguno de los periódicos más casposos, haciéndose eco de el “look de colores neutros” que ha lucido la gaditada. Parece que Teresa Rodriguez, va dejando una estela de críticas de todo tipo, según pise el albero del real o suba al estrado de la antiguo Hospital de las Cinco Llagas. Lo cierto que esta mujer de apariencia sencilla, se está haciendo, cada vez más popular, precisamente por su  apariencia sencilla de mujer del pueblo, que lo mismo nos la “podemos” encontrar en una línea de TUPSAM, o en la Plaza del Pumarejo, tomando cervezas en Cá Mariano. Si a algunos carcas del periódico más rancio de la ciudad, les pone el “look” de Teresa Rodriguez, a mi me ponen sus formas y manera; comenzando por la ropa que viste, alejada tanto de la elegancia, como de resaltar su agraciada silueta, para llamar la atención o si acaso no llamarla más, que cualquiera de las personas que andan por las calles, del común de los mortales. Me atrae y me acerca a Teresa, su voz entrecortada, libre del polvo y la paja que enfatiza los discursos aprendidos por los profesionales de la política; discursos ensayados que .beben de las fuentes diáfanas de aquel “felipismo” en la oposición y de la demagogia populista de los que antes de ser “populares”, eran del “arca de la Alianza popular”. Me llega su discurso escuálido y crispado por el eco de tantas mujeres y hombres -en riesgo de exclusión social- que se ven y nos vemos representados en sus palabras. Si, ya lo sé, que la van a tachar de “populista” -una y mil veces- de regalarle los oídos a ese colectivo de ciudadanos que lo están pasando tan mal; pero al igual que los despechados diputados del PSA/PP, que le increparon ese “¡cállate bonita, que no tienes ni puta idea y no sabes lo que te espera”!, infinidad de andaluces, le están clamando a gritos, ¡que no te calles, bonita!; que la Junta de Andalucía, continua sin pagar religiosamente a sus centros de formación ocupacional; que la Junta de Andalucía, continua recortando a los afectados por la Ley de Dependencia; que la Junta de Andalucía mantiene a los Hospitales cogidos con alfileres; que la Junta de Andalucía continua sin abonarle a los funcionarios las pagas extras prometidas; que los Consejeros de la Junta, son los primeros en subirse los sueldos y cobrar atrasos ¡NO te calles, bonita!, porque tu voz insipiente, pero fresca y clara como el agua de un surtidor, suena a verdades como templos, verdades que hablan con el testimonio ejemplar de miles de personas presas en las celdas numeradas de la Banca; muertos civiles, que no solamente pueden pagar sus hipotecas, por causas ajenas a su voluntad (el paro y el trabajo precario), sino que tendrán que cargar con la loza insufrible de arrastrar una deuda de por vida, después de haberlos arrojados de su vivienda familiar. Así, que NO te calles, bonita, porque si te callas y amedrentas, se alzarán los cantos de sirenas, conocidos y por conocer, que comercian con el paraiso prometido en las campañas electorales; un paraíso ideado a base de mentiras disfrazadas por el ansia de poder. Un paraíso, que ha hecho de nuestra Andalucía, un régimen partidista que alcanza la sin razón de asemejarse a la innombrable Dictadura. Por lo menos, Teresa, tu llegas límpia, cercana y acogedora, como esa coordinadora que lucha por los intereses de los afectados por la hipoteca y un salario social que permita a los “muertos civiles” -que no cobran nada- vivir o sobrevivir dignamente. Ya sabemos, que no te permitirán el lujo de favorecer a los más necesitados; de hecho, a cuantos lo han intentado, a lo largo de la historia política, les ha parado la cochambre de los intereses creados por el poder y el dinero; la corrupción de la miel y el chocolate; esa denominada “caza de brujas” que persigue las buenas intenciones de los más justos y los precipita al pantano de la podredumbre y el hedor de las mafias que nos gobiernan. Pero de momento, ¡NO te calles, Teresa, guapa, mujer andaluza!...con dos “ovarios”, que es muy hermoso y gratificante escuchar eso tan romántico de: “el pueblo unido, jamás será vencido”...y todo lo demás de: ¡SI SE PUEDE!

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...