martes, 3 de mayo de 2016

"Rezaré" con flores a MARIA


En una Parroquia de Sevilla, el coro parroquial, canta, en la Mísa de vísperas del sábado y Domingo (ambas a las 20h), el “Rezaré” de Silvio Rodriguez. Es una versión a la sevillana manera de el conocido “swin” italo-hispalense, que el mítico cantante de rock compuso a la Santísima Virgen María, inspirado en sus dolorosas advocaciones de Semana Santa. Acompañados por la guitarra española, acariciada por las manos hacendosas de Mercedes, su directora, el coro Parroquial, compuesto por jóvenes de todas las edades -entre los 8 y 80 años-,  entona esta versión del “Rezaré” de Silvio, como canto final de las citadas Misas vespertinas, y en honor a la verdad, está constituyendo, -poquito a poco-, todo un éxito de crítica y fieles, que cada fin de semana y en mayor número, espera hasta el final de la canción, para mostrar sus plácemeas y dar la enhorabuena a la directora del coro. 
Como componente de ese humilde coro, y autor de esta idea (modestia a parte), siento un real orgullo y satisfacción, por los muchos motivos y circunstancias gratificantes que nos ha llevado a este “éxito” entre comillas. Quisiera destacar la Acogida fraterna que los feligreses practicantes de esta Parroquia, dispensan a los nuevos fieles que a la comunidad se acercan. Realmente se palpa el espíritu de la Caridad de Cristo, testimoniado entre los hermanos en la sana alegría de recibir a los nuevos sin distinción de edad, sexo, condición ni raza. 
El Alma mater de tan dichosa acogida, se encuentra personificada en la piedad hospitalaria de D. Jesús, Presbítero de la Parroquia, el gesto de admirable ternura de D. Francisco -Arcipreste- y el abrazo directo al corazón de Antonio, el Diácono, que nos abrieron las puertas de misericordia cristiana, desde el primer día, apostando sin ningún tipo de prejuicios, por cualquier forma de Alabar la grandeza del misterio pascual de Cristo y las glorias del magníficat a su Bienaventurada Madre, la Virgen Maria, siempre que los cantos expresen con respeto y fervor, esta declaración de Amor, que es la alegría de nuestra Fe.
Volviendo al la versión del “Rezaré” de Silvio, es impresionante los frutos espirituales que cosecha su interpretación, pese a las humanas carencias de nuestras voces, -que muchas veces acusan la falta de preparación musical y la escasés de ensayos necesarios- pero que llega directamente al corazón de los oyentes, por la fuerza centrífuga de su profunda letra y el tono de menos a más que inyecta en estos legos cantores el plasma de venirnos arriba en la emoción de sus estrofas finales, vibrando y haciendo vibrar a toda la concurrencia. También es impresionante, más bien prodigioso, el efecto recíproco que produce este “Rezaré” de Silvio, una canción que cuando se escucha con atención, no deja indiferente a nadie y así, no dejamos de sorprendernos a nosotros mismos, los miembros de este sencillo coro, cuando desde los niños de primera comunión, hasta los ancianos más añejos, se acercan hasta nuestro sitio, para mostrar su emoción y gratitud, ante tan encantadora salve a María Santísima.
 No deja de sorprendernos que gente de todas las edades, pregunten por el autor de este “Rezaré” que atrapa el corazón con tanta devoción como entusiasmo. Desde luego que el bueno de Silvio Rodriguez, -como mítico autor y genial poeta-, a la diestra del cielo que va a todas partes; con el vaso de tuvo en la mano y el estado de gracia de su profundo coma creativo, saltará de pasión, exclamando su ¡VIVA ESPAÑA!...y ¡VIVA ROMA!...como capataz de “esa izquierda atrás” que marcan los viejos rockeros que nunca mueren.
 Porque su “Rezaré” que es el nuestro y de todos los que sentimos las sevillanas maneras de querer a la Virgen María, continúa sonando y haciendo las delicias de todos los niños, todos los jóvenes todos los puretas y nostálgicos e incluso de los ancianos que nunca imaginaron reconocer, en la canción de “Rezaré” la exquisita ortodoxia de tan delicado magisterio en honor y Gloria de la Bienaventura siempre Virgen María. Todo ello compuesto de puño y letra por el genio disparatado de un mito convertido en leyenda: Silvio Rodriguez:

Así que ya lo saben, no digan que no se lo advertí; en una Parroquia de Sevilla, se canta el “Rezaré” o si quieren, se reza cantando, esa Salve que Silvio compuso para prendernos a todos en el Amor a María. Acérquense y escuchen con sus propios oídos, merece la pena.

Te amo te amo tanto
Madre de lo Universal:
¡sevillano, siento tanto

Amor por tí!


https://www.youtube.com/watch?v=WOMBLlifr-ghttps://www.youtube.com/watch?v=WOMBLlifr-g

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...