Ir al contenido principal

No estés eternamente enojado

"ALGUIEN DEJO EN LA TIERRA"

Las vísperas: esa dulce espera que termina cuando ya ha pasado todo. Se vive soñando vivir y cuando despiertas, crees que has soñado lo vivido, o vivido lo soñado. Todo es poco, para lo grande que es el misterio; ver para creer y no dar crédito a lo que estás viendo. La cruz nos gruía, sobredimensionada; oriente y occidente, norte y sur, repartida por todo el universo; alzada, parroquial, exaltada, sobre el gólgota, pero nunca arriada en un suelo sin claveles.
 Bajo el cielo de la Misericordia, en la penumbra claustral, donde se condensa el aroma del incienso, la cera virgen, blanca radiante, crema bruñida, satén tiniebla; caridad azul del baratillo; verde humildad brillante, negra azabache, morada estrella, ingresa en la prisión del farol transparente; nacida ayer, inmaculada, esclava del gallardo candelero, dichosa novia del airoso guardabrisa. Duerme el pabilo hecho un nudo en la ladera; sueña la luz ser mecha ambulante que oscile al compás; llama de vida. Alguien dejo en la tierra, aquello que no precisará en el cielo, seguro de alumbrar la gloria bordada por las manos que firman el arte con hilos de seda y oro. 
Alguien fundió las primeras hileras, en medio del vergel, donde guirnaldas, campanillas y racimos, perfuman la mano del que llama y puso nombre de hermanos que entregaron su vida para emprender el vuelo de la “levantá” eterna. Cuando todo se encienda, en el día tan amado, la luz tendrá llamas con nombre y apellidos, ofrendas que aún descansan en la Paz de niños refugiados; latidos desesperados que sueñan encender la escala que los alumbre, admonición de un mundo apagado, que espera prender la llama de justicia. Nuestro auxilio es el nombre de María, gimiendo y llorando en un Dolor sin más consuelo que su divina hermosura. Este sin vivir por tan alta espera, muere a las plantas de la Bienaventurada Madre; Candelaria intacta, selva virgen perfecta en diseño y geometría, esperando la hora del filial alumbrado, para consumirse en lágrimas de amores vivos, efímeros, susceptibles del clavel que los sofoque, cuando, sin creer que ya ha pasado, arda todo, para alumbrar mañana.

Comentarios

Entradas populares de este blog

A LOS CINES DE VERANO QUE TUVO SEVILLA

CINE DE VERANO
Ven conmigo al cine De sábanas blancas En noche fragante De aroma de albahaca… La salamanquesa Está en la pantalla Y un festín de luces Trenzado en guirnalda Enciende las cales De la pared mágica. Ponen “tres sargentos” Que importa la trama Si el duro de Martín Piter o Sinatra, Los Diez Mandamientos O Lawrence de Arabia.
Lo bueno es sentarse Mirando las sábanas Cabeza con hombro Frente a la pantalla Y de vez en cuando Si la emoción salta Perderse en el cielo De estrellas de plata Mientras sella un beso Una noche mágica.
...Sevilla tuvo hace años, ya lo decía el Trovador, bailes y café cantantes, el cine mudo la murga el LLorens y el Novedades, y en estos solemnes días de estrenadas vacaciones con suspensos o aprobados, nos abría las terrazas perfumadas de sus cines de Verano. Las blancas pantallas radiantes orladas por la línea de azul noche, las tapias encaladas cuajadas de jazmines, el albero del patio recien regado, las sillas de enea, las girnaldas de bombillas de colores, la vieja parra, el …

SAN CUCUFATO, ora pro nobis

Sepan vuesas mercedes, que les vengo a hablar de un Santo sin canonización ni onomástica. De un Santo, sin nicho ni ornacina; de un Beato sin altar ni retablo que obra descomunables maravillas a los cientos de miles de devotos que imprecan sus favores. Este es un Santo elevado a la gloria por méritos propios; proclamado bendito por unanimidad en el cónclave infalible del saber vulgar, tan honorable como el filosófico o el científico. Sepan vuesas mercedes, si no lo saben ya por bocas de sus venerables abuelas o por intercesión de sus hacendosas madres, sopena que sean por parentesco político, que este magnífico Santo obra verdaderas maravillas tanto como singulares prodigios y asombrosos milagros al frente de su sagrado magisterio, ocupando su cátedra doctoral, de abogado -honoris causa- de las personas, animales y cosas perdidas. Acepten de buen grado y manera incondicional, humildemente la Oración que en su Honor y gloria, les acerco y sirvánse rezarla con intención fementida, ya q…

EN MEMORIA

Dicen que te querías morir en el Rocío y la Virgen lo escuchó. Dicen que este pasado Lunes de Pentecostés, cuando la Blanca Paloma revoloteaba por la aldea en pleno frenesí de sus devotos, al clarear la mañana, como si de una añeja estampa se escapase, te llevó a las marismas azules que se encuentran en el cielo. Ya ves que delgada es la línea que separa la emoción del dolor y que estrecho el lazo negro que distingue el luto de la alegría. El sentimiento es mutuo pero las lágrimas son diferentes porque tú arrancastes el lirio marismeño cuando te miró la Virgen para llevarte con Ella y tu hermano Manuel y sobrinos derramaron el llanto de la amargura como se deshojan las flores de la jacaranda alfombrando Sevilla de morado tapiz. Dicen que tu Cristo del Amor, te prestó su expresión más dulce y serena, aquella que te enseñó el cofrade ejemplar que fue tu padre, que tu hermano Paco te esperaba en el umbral de la Blanca Ermita para rezar el eterno ángelus, antes de coger la manigueta del f…