domingo, 24 de enero de 2010

UN AÑO MATANDOTE...


Llevan un año matándote, un año enterrándote viva bajo las aguas turbulentas del Guadalquivir, arrojándote a los contenedores de la infamia, para luego remover tu cadáver en los vertederos pestilentes de la mentira y el oscurantismo. Llevan todo un año matándote con versiones contradictorias sobre tu muerte, cuyo guión parece extraido de las mejores películas de suspense y terror. Ojalá pudiéramos decir, como en la letra del inolvidable tango, que un año no es nada, pero es mucho más que la febril mirada que esconden los implicados; su gesto desafiante y la impunidad con la que juegan a favor del tiempo. Que les puedo decir a tus ejemplares padre, a tu querido tío y abuelos en el primer año de tu desaparición y más que presunta muerte. En estos trescientos sesenta y cinco días sufriendo la puñalada de la incertidumbre, de la crueldad, de la mentira despiadada, de la saña y de la inquina…de la sinrazón…Todo a cambio de una sola palabra: la VERDAD, una mínima frase de perdón, un gesto de piedad…una lágrima, siquiera un suspiro. Nada..todo permanece como aquel infausto día, a dos velas, crepitando continuamente en el muro de un portal de solidaridad donde hemos peregrinado todos los que sentimos que el cuerpo está para algo más que para engañar a la justicia y que sólo siendo un demente se puede alcanzar tamaño grado de crueldad y aún así nos resulta incomprensible que tal demencia continúe matándote al cabo de un año.

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...