lunes, 23 de junio de 2008

EL MALEFICIO

Hacía ochenta y ocho años que no le ganábamos a la escuadra “achurra”; más de veinticuatro que no pasábamos de cuartos. Llegábamos con la muerte en los talones a la muerte súbita de los penaltis, pensando en el maleficio histórico de los fallos de Raul y Joaquín, pero esta vez la revancha o la justicia, no nos la jugamos a la lotería –entrando en el trapo sucio de los errores arbitrales y la picaresca italiana- NO, esta vez no caimos en el craso error de las lamentaciones, al contrario, salimos con la lección bien aprendida y nos dedicamos a lo nuestro: a jugar como sabemos hacerlo de bien; confiando en nosotros mismos, blandiendo nuestras propias armas, basadas en la calidad, entrega y pundonor. Osea, poniendo en práctica la teoría de un sabio de Hortaleza, mas sabio por viejo que por diablo. Esta vez, fue posible, sencillamente porque éramos mejores que nuestros históricos vecinos a batir y no porque nos lo mereciéramos que también nos lo merecimos, pero hoy por lo menos no lo lamentamos. Saben vdes. ¿Qué? , que me alegro por muchas y cuantiosas razones. Me alegro obviamente por romper el maleficio de ganar a Italia después de 88 años; por ascender del infierno de Cuartos y hacerlo de la mano del Canal privado de Televisión CUATRO (que aunque tenga mucho que callar bajo el punto de vista político por sus aviesas intenciones) ha sabido por lo menos promover una impecable campaña publicitaria, eminentemente popular, bajo el lema del ¡PODEMOS!. Y sobre todo, lo que es más importante, me alegro, porque nos ha librado del tremendo GAFE en el que nos tenía sumidos, futbolisticamente hablando su homónima, la SEXTA. Sí, porque el verdadero gafe de nuestra Selección , era la SEXTA, esa impresentable cadena regentada por un payaso que compró los derechos del equipo Nacional en los últimos mundiales de futbol y nos rayó los timpanos con la voz insolente de un morenito con cabeza de bola de billar y palomita anacrónica, que no cejaba de jorobarnos apelando a Salinas y su dichoso “tiqui-taca”. Así que ya lo sabe vd. Sr. Aragón, D. Emilio –payaso a mucha honra- pero GAFE de nuestra Selección y sobre todo experto en verter basura sobre las más arraigadas tradiciones, entre otras cosas. Y por último y en particular, me alegro inmensamente por nuestro “sufrido” Presidente del Gobierno. Señor, ZP, déle vd. Gracias a Dios que nuestra Selección pasó por fín a semifinales, hasta ahora no va a saber su señoría lo que es que toda una Nación se olvide –aunque solo sea por unos días- de los graves problemas que nos asolan. Ríase vd, de los independentistas, de los nacionalista, de los que queman la bandera, porque alcanzando este nivel de competición europea, nadie ¡absolutamente nadie como la Selección Española de futbol!, es capaz de unir más a un país bajo los colores de su única e indiscutible bandera. Y no le digo nada, si el próximo Domingo ¡PODEMOS!

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...