miércoles, 23 de julio de 2008

TRIANA la "soleá"


Fue en la calle Arenal, que yo me encontré contigo . Ibas a cambiar las flores del azulejo de la Esperanza. Me diste un beso de carmín y aguazucena. Me enseñaste el camino del puente; parar en el mechero y santiguarme. Volverme a la otra orilla para admirar la postal más hermosa que en el río se refleja. El castillo San Jorge, convertido en mercado; la encrucijada antigua donde las Santas Patronas perjuraron a la deidad de arcilla en favor de la Fe…Triana fue cristiana antes que Sevilla: Conoció a María en cinta, para ponerle nombre de Estrella y Esperanza cuando alumbrara al mejor de los nacios. Aquel que antes de Rodrigo, hincó su rodilla en tierra al peso de una preciada cruz de carey y plata traida ex profeso de indias. La inspiración llegó al Patrocinio por la vereita Camas, la traía esbozada en su capa un utrerano hidalgo que vió expirar al Gitano Cachorro. A golpe de yunque y fragua como el buen cante que suspira penas y “soleá” se llama. Yo no tengo puntos cardinales, ni rosa de los vientos –me decía- yo soy aire y brisa del río en puro sentimiento por la calle del Betis. No soy catedral, soy cuna del arte y pila de SantÄna…soy calle, calle Ancha-Pureza, donde viven los duendes de la cava mirando mi puerto camaronero. Nostalgia extendida por Sevilla que vuelve en estos días señalaitos donde su primer pañal tendieron. TRIANA, indispensable para seguir viviendo.

Entrada destacada

naturaldesevilla: El Rey que perdió la cabeza

naturaldesevilla: El Rey que perdió la cabeza : Quizás fuera el Palacio del Conde Pumarejo, lugar idóneo para las citas clandestinas del rey...