martes, 20 de octubre de 2009

¡tiene "CORREA"!

No me duele lo que hacen, pero me entristece que no pueda ignorarlos, que no siente ese asco...



Que me revuelve el estómago, al verlos impávidos, insultantemente sonrientes comparecer en público, impecables, tocados con sus trajes de alpaca, ssr corbatas de pura seda y lana virgen, su asquerosa sonrisa sarcástica: todo se aclarará, confío en la justicia, en el sistema…lo saben de antemano, están lo suficientemente accesorados por los mejores abogados, conocen incluso las penas suavizadas que pueden cumplir por sus delitos, sus infames delitos de ;corrupción, apropiación indebida, malversación, cohecho y el largo etc. que todos sabemos. Sonríen y no dejan de sonreir, para que toda una sociedad siga preguntandose: ¿estos señores son nuestros máximos representantes, los legalmente elegidos en democracia?. No me duele que sean ellos, pues si ellos no lo hacen, lo harán otros, más tarde o más temprano surgirá un nuevo escándalo , otra trama distinta que hará plantearnos la misma interrogante. Lo que nos duele a la clase trabajadora, que por lo visto es la que –junto a la honradez- tarda más en enriquecerse- lo que de verdad nos duele es que sean este tipo de personajes, políticos y empresarios, que han alcanzado la cima del poder socio-económico, en su carrera profesional, los que se salpiquen con estas corruptelas. Ellos que van siempre tan impolutos, saliendo al paso en sus declaraciones fantásticas, negándolo todo con una verborrea asombrosamente intolerable. Mientras tanto, camina o revienta, aguantando al plasma del jefe –desde tu puesto de trabajo- tan efímero como inestable ó púdrete, pagando impuestos y echando más horas que un almanaque en tu negocio como intrépido autónomo al filo de lo imposible. Hay otras vidas, como las de los funcionarios, pero aunque se le asemeje mucho a los que han alcanzado su cargo con el carnet del partido en la boca, difieren bastante de la de los mafiosos que falsifican facturas inventando pagos a empresas fantasmas y malversan fondos de los presupuestos del erario público y regalan coches de alta gama y relojes exclusivos de importación y encargan trajes a sastres de “prestigio” y construyen mansiones y chalet de lujo, desviando partidas y materiales públicos y practican la montería con ilustres jueces y magistrados, fiscales y expresidentes del gobierno y dimiten o les echa el partido cuando le ven las orejas al lobo y encima reciben un trato especial en la cárcel y al poco tiempo los vés salir pagando fianzas astronómicas y terminan como comentaristas y tertulianos ilustres en programas que ellos mismos llamaron basura. De verdad no me duele lo que hacen ya que no es mi cuerpo el que se resiste, sino el alma de todo el pueblo que sienta y crea en la democracia.


Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...