miércoles, 10 de febrero de 2010

¿123 motivos, nada más?

Ay, mi querida Julia…


¡como vende tu nombre!, menos a los que verdaderamente escriben enamorados de ti y nos llaman cursis, fachas, trasnochados. ¡cómo siguen algunos utilizando tu nombre, tomándolo en vano! Cultura del pelotazo aparte, la ambición continua cegando a quienes venden hasta a sus padres con tal de hacerse un hueco en el vacío de la polémica. Crear polémica y pegar el pelotazo, de eso se trata, un pelotazo en toda tu cara, si es posible arañando la “piel sensible” con que te han cubierto los progres en los últimos tiempos. Estos intelectuales advenedizos, dicen conocerte muy bien; han leído mucho sobre tu historia; han sabido siempre lo que representas, se lo han oído pregonar a tu Rodriguez Buzón: “crisol de las esencias patrias”, incluso se han venido a vivir bajo tu cielo. Claro está hay que vivir en Sevilla, para conocerte mejor (nacer no es suficiente), ser naturalde…parece que no es necesario. Todo el que haya fijado su domicilio –por los distintos motivos que sean- en tu casco histórico, se ha autoproclamado sevillano; todo el que haya frecuentado tus bares del centro, tus añejas tabernas y tus rancios bulevares, se han erigido como guías espirituales del tapeo; todos los que han recorrido el laberinto místico de tu Semana Santa, se han investido en cofrades “capacitados” para hablar de tus glorias; todo el que haya disfrutado tu feria de Abril, se ha convertido en feriante, ingresando como socio en una caseta y aprendiendo a bailar las sevillanas en la academia madrileña del “malange”. Aquí todo el que llega de fuera, no solo se siente sevillano, sino que aprende sin estudiar las artes confundidas con lo más típico de tus muchos tópicos. Y abusando de la complacencia barata de tu tolerancia histórica, se creen razonablemente preparados para sentar cátedra o discernir sobre ti, esgrimiendo argumentos más sólidos que su propia cara. ¡Como vende tu nombre! –mi querida Julia- tu nombre ha sido siempre la comidilla que alimenta la ausencia de ideas, de valores, de calor y de vida, la ausencia total de esa primavera que todos han venido a buscar en tu propio ombligo, que como dijo el sabio, no hay otro. Por eso a quien le falta la razón, le sobran motivos, concretamente MAS DE 123 MOTIVOS para no viajar a SEVILLA. Como si nosotros los naturales no supiéramos que hay más, muchos más, infinitamente más motivos para que no viajaran nunca a SEVILLA, quienes se lucran con tu Divino nombre.


Entrada destacada

naturaldesevilla: El Rey que perdió la cabeza

naturaldesevilla: El Rey que perdió la cabeza : Quizás fuera el Palacio del Conde Pumarejo, lugar idóneo para las citas clandestinas del rey...