jueves, 25 de febrero de 2010

ROCIO DEL CIELO




Son conchas jacobeas que llevan al camino por donde Santiago, estrecha su espadaña al aire de Sevilla, son gotas de rocío atrapadas en malla, bordadas con los rayos del sol y el hilo de las flores de seda. Abanicos de luz que se abren y se cierran al compás de la mano que mece la cuna de su gracia. Prenderán este año, sus brillos de estreno, sus puntadas de luces, estrenaran la tarde, igual que nuestros ojos estrenan cada Lunes la mirada. Las manos que apuntaron cada vaivén, contendrán su emoción con un suspiro: ¿Cuántos suspiros de amor, se esconden tras los reflejos de ese transparente Palio?. Espejo donde mirarse la mocita de Abril, paloma de Esperanza, dispuesta a relucir bajo el mismo esplendor de su Rocío del cielo.

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...