martes, 5 de octubre de 2010

Sembrando vientos



Puedo creer cualquier cosa con tal de que sea increíble –decía el genial oscar Wilde- así puedo creerme que una conocida firma de perfumes embotelle agua corriente del mismo grifo de Polonia y la venda como mineral al precio de 4€. También puedo creer que la Carrera de Ciencias de la información exija un nuevo requisito para trabajar en los medios de comunicación (una asignatura que no se estudia), como es el aspecto físico, alias atributos de Sara Carbonero, porque a la hora de elegir entre un aspirante agraciado y otro que lo sea menos, las comparaciones son francamente odiosas y obvias. Y me estoy creyendo –cada día más- que la cultura no consista en sentarse a leer a los autores clásicos; ni repasar la historia de la literatura universal, ni saber de memoria las capitales de provincia de las distintas comunidades autónomas, ni tampoco aprender la línea sucesoria de los Austrias, los principales ríos que fluyen por España, los sistemas montañosos que configuran la orografía ibérica, ni las propiedades disyuntivas de la matemática moderna. Todo ello me estoy empezando a creer de verdad que se aprende –como dicen nuestros jóvenes- viajando, haciendo el camino de Santiago o marchando de senderismo a través de las rutas del encanto ó simplemente ingresando como usuario en alguna de las redes sociales de mayor predicamento en Internet. Le puedes preguntar a cualquier chico a las puertas de la Selectividad ¿Quién sucedió a Carlos I de España y V de Alemania? Es posible que te responda, pero para ello le tendrás que dar las 3 ó 4 opciones tipo test, ya que lo primero que se le vendrá a la mente, será el Príncipe D. Felipe. A fuerza de escuchar el telediario como el que oye llover, te sabrá responder a dos nombres de los Ministros que forman el actual gabinete- fundamentalmente femeninos- como la populista Trinidad Jimenez o las mediáticas, Bibiana Aido, y Leire Pajín. De los alcaldes, presidentes de las comunidades autónomas y demás miembros del gobierno u oposición, las respuestas vendrán unidas a los distintos escándalos que protagonicen y las veces que se suban a la noria del “realiti show”. Con tal de que sea increíble, podemos convencernos que la cultura ha tomado otros derroteros, caminos que la confunden y la llevan por la ruta del mínimo esfuerzo, una ruta que le hace pagar tributos absurdos a lo que podría resultarte gratis: Gimnasios, anabolizantes, cosmética, aparatos y juguetes para todas las edades y clases con un único fín: deja de pensar, nosotros nos encargaremos de que no te sientas nunca satisfecho.

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...