sábado, 29 de enero de 2011

¡que lástima!

¡Ay, Sevilla, qué lástima!, ciudad de las sonrisas extasiadas, la palmadita en la espalda, pero también la “puñalá trapera”; ciudad que se rinde a la evidencia de las vanidades y a la vanidad hecha evidencia, ciudad de las piadosas mentiras expuestas en los “besamanos” patrocinados por el ´regimen que tienen que adoptar obligatoriamente,  los que quieren pasar por las “horcas caudinas” de la propaganda, para hacer realidad sus sueños. ¡Que lástima!,  de que, hasta de la independencia intelectual de los blogueros -se aprovechen- para organizar una Gala, donde las medallas y los galones, no fueron exactamente para los blogueros  galardonados, sino más bien, para ponerse los galones,  aquellos que la patrocinaron.  Si es verdad, que el antiguo teatro Alvarez Quintero estaba abarrotado, teniendo en cuenta la escasa capacidad de su aforo; si es verdad que estaban todos; pero todos los que mantienen a Sevilla en el estado más lamentable de podredumbre y abandono; estaban TODOS, los que convirtieron “facturas falsas” y fundaciones como “DeSevilla” en subvenciones para recolocar a “paniaguados” y estaba sobre TODOS, el Alcalde que viajó a Alemania a por madera, para alucinarnos con su proyecto faraónico, en su calidad de bloguero anónimo con nocturnidad y alevosía. Pero sobre TODOS, estaba aquel concejal –que si mal no recuerdo- prometió a los blogueros de Sevilla, la restauración inmediata de Santa Catalina ¡ay, Santa Catalina…que lástima! Pero no importa –como diría un rancio anque estuviera en Nueva York: el fín justifica los medios de dos emprendedores, que han sabido buscarse la promoción de sus “dulces proyectos” con el caramelo regalado que le han puesto en su boca los próceres. Mi corazón, severamente resentido –como bloguero de Sevilla- se alegra por los compañeros que recibieron el premio en sus distintas modalidades y sobre todo se alegra sinceramente, por una Dama de sevillano nombre –que en el mar revuelto de la propaganda política- recibió el galardón, más merecido de todos y eso sí que merece el respeto que nadie le puede quitar. Pero así es la vida, mientras los protagonistas celebran el éxito mediático de la gala, otros nos preguntamos si acaso no fue un fracaso, para el resto de blogueros en general, ver allí, tanta propaganda derrochada para justificar la presencia del régimen que patrocinaba la Gala.  

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...