jueves, 25 de septiembre de 2014

MONTEQUINTO Ya tiene, DOLOROSA



 Montequinto, no tiene casco antiguo ni histórico; no es ciudad, ni pueblo, ni pedanía, ni siquiera es barrio, aunque pertenezca al término municipal de Dos Hermanas. Montequinto es un sencillo balcón que se asoma a Sevilla desde el Sur, abriendo sus brazos a la calidad de la vida, en el Cerro balsámico donde plantó sus airosos Pinos y Olivares de Quinto. De su antigua atalaya, quedan restos de torres y la hermosa almazara árabe, felizmente recuperada en todo su esplendor. Montequinto es poco más ni menos, que espacio de alquitrán y cemento, donde el verde sembró sus orillas de especies botánicas, ensayando los campos elíseos que recuerdan los nombres de los grandes emperadores de Roma, junto al romanticismo y la evocación de las ciudades más emblemáticas de Italia. Como no podía ser menos. por proximidad a la eterna Sevilla, Montequinto tiene, Parroquia y por Patrona a la Virgen de los Angeles, con su popular Romería de Mayo y capilla escolar, donde los Escolapios predican -con palabras de fe- la esperanza de un mundo mejor a través de la docencia. Montequinto, presume de cultura en los numerosos actos y cursos que se desarrollan en su magnífica biblioteca, cuenta en su reciente historia, con la primera Hermandad canónicamente establecida, que sueña con llevar el nombre de Rocío en su Bendito Simpecado bajo carreta de plata, peregrinando a la ermita de la Blanca Paloma como ya lo hacen  sus hermanos “los caminantes”...y tiene además, Montequinto, una Tertulia Cofrade, que cumplida dichosamente sus bodas de plata,  coincide con la efemérides de abrazar  la devoción  a  la Primera Dolorosa que se va a entronizar en el barrio, María Santísima del Pilar. Sí, Montequinto sueña convertir en hermosa realidad, el sueño de unos “locos” -benditos locos- que escriben como siempre las mejores páginas de la historia. Será el próximo sábado 4 de Octubre, a las 20 h, durante el transcurso de la Solemne Eucaristía que se celebrará en la Parroquia de Ntra. Sra. de Los Angeles, cuando se lleve a efecto la anhelada Bendición de la Dolorosa. Padrinos -como no podía ser menos la Hermandad del Cachorro de Triana, junto con la de la Santa Cruz de Dos Hermanas y la Comandancia de la Guardia Civil de Montequinto. Pero antes, Del 27 de septiembre al 3 de octubre en la Basílica del Santísimo Cristo de la Expiración estará expuesta la imagen de Nuestra Señora del Pilar en su Mayor Dolor, realizada por el joven imaginero y hermano de la corporación trianera José María Leal para la Agrupación Parroquial Humildad y Pilar de Montequinto.

El viernes 3 de octubre, como es tradicional la Basílica del Cachorro permanecerá abierta hasta las doce de la noche, pudiéndose visitar hasta esa hora el ábside del Santísimo Cristo de la Expiración, ese último día de estancia de la nueva dolorosa en el templo tendrá lugar la entrega oficial de la misma por parte del imaginero a la Agrupación Parroquial de Montequinto. 

     Permítanme ahora, que el que suscribe se quede atrapado en este hermoso sueño, como vecino de Montequinto y cofrade, invitando a todos los Quinteños y sevillanos en general a estos actos y cultos históricos que sin duda colmarán de satisfacción  y beneficios espirituales a cuantos los vivamos para contarlo. En definitiva que puedo deciros más como buen hijo, a los que sabemos RECIBIR COMO SE MERECE A UNA MADRE...YA TE ESTAMOS ESPERANDO...¡¡BIENVENIDA A TU CASA DE MONTEQUINTO!!!...MARIA SANTISIMA DEL PILAR EN TUS MISTERIOS DOLOROSOS. Seguimos soñando con Besar tus radiantes manos y darte un paseito por nuestras calles.

fotos Roberto VILLARICA,. La Virgen ha sido vestida por primera vez por las manos de los maestros "Paquili" y Antonio Bejarano. Luciendo para su presentación a los fieles una terna, del vestuario de la Virgen del Patrocinio.



Ultimas fotos, realizadas por AntonioSierraEscobar, el 20/05/2015.







Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...