sábado, 12 de julio de 2008

HIELOTRON...remenber






HIELOTRON remenber... Sevilla tuvo hace años...bailes y cafés cantantes..sí como cantaba nuestro trovador; pero también tuvo una Pista de Hielo inaugurada en la primavera de 1.976 que fue la más innovadora del mundo por su infraestructura, diseño y ejecución. Bajo una cúpula central gigantesta se extendía una pista del tamaño de una cancha de baloncesto mejor dicho, Jokey sobre patines, que se ramificaba en pasillos a modo de tentáculos. Tenía amplio hall de entrada con boutique de recuerdos e instrumental deportivo; vestuarios donde el personal te proveía de los patines y guantes según las tallas correspondientes. Un fabuloso complejo a modo de centro comercial y de ocio, dotado de toda clase de servicios como Cafeterías, snack, salón de juegos y hasta guardería infantil. Si espectacular era por dentro, no menos lo era por fuera con extenso campus de aparcamiento; picadero de caballos con deliciosos paseos nocturos por olivares y trochas alrededor del cortijo quinto e incluso parque de atraccciones. Por si alguno no la recuerda, estaba situada en la carretera de Utrera, entre los terrenos que hoy ocupa Carrefour (antiguo Prica) y Montequinto. Tal fue la expectación que suscitó en Sevilla y provincia, su inminente apertura, que los primeros días se vió desbordada de tal forma, que tuvieron que multiplicar el número de Cajeras y fletar autobuses ex-profeso para transportar a las riadas de público desde el Prado hasta el recinto. Un servidor tuvo la dicha de asistir como testigo a tal evento, puesto que prestaba mis servicios en calidad de encargado de material (logistica)y os puedo asegurar que los jefes de ventas de las principales marcas de refrescos no daban crédito a las cantidades astronómicas que en HIELOTRON se vendían, superando con creces las consumidas en los Estadios del Betis y Sevilla juntos respectivamente. Un apunte interesente que deseo añadir, en relación a su innovador diseño es que su estructura de lona inchable se mantenía merced a un ingenioso sistema de aire comprimido regulado por distintas escotillas escotillas, que permitían que circulara el fluido por todo el recinto. Simplemente reseñar, que para levantar la colosal media naranja de su cúpula central, se tardaron algo más de tres semana y eso contando con la ayuda inestimable de prestigiosos ingerieros que se desplazaron desde el extranjero intrigados por dicho evento. En fín, que como todo lo bueno que tuvo Sevilla, no lo pudo o supo retener, por causas ajenas o propias a su voluntad. En este caso concreto la mayor parte de culpa, es imputable a dos alacranes hermanos vascos y perdón por lo de vascos, que como accionistas mayoritarios de la empresa fantasma D.E.F.E.(deportes y festejos S.A.)tutelada por el Instituto Nacional de Deportes, chuparon bien de la teta y se lo llevaron calentito, el resto del estropicio vino de manos de los vándalos procedentes de las barriadas de alrededores que se dedicaron a la ímproba labor de asestar puñaladas a las lonas, hasta conseguir que el recinto se viniera abajo como un inmenso globo que se desinfla en poco más de un año de existencia. En los márgenes baldíos del polígono industrial “fuente quintillo” (Montequinto) aún se puede observar los restos arqueologicos de HIELOTRON, la pista de Hielo que tuvo Sevilla hace más de treinta años.

Entrada destacada

naturaldesevilla: El Rey que perdió la cabeza

naturaldesevilla: El Rey que perdió la cabeza : Quizás fuera el Palacio del Conde Pumarejo, lugar idóneo para las citas clandestinas del rey...