Ir al contenido principal

SEVILLA, tuvo que ser




Sevilla tuvo que ser con su lunita plateada, con su Santo Entierro Grande, después de Semana Santa...Sevilla tuvo que ser la que contagió al mundo su alegría en una Exposición Universal, que superó todas las expectativas de participación, crítica y público, poniendo el cartel de “no hay quien de más” en la memoria de los grandes acontecimientos del siglo XX. Hace ahora veinte años que se inauguró la EXPO´92, parece mentira, como mentira nos parecía aquel logotipo que asomaba por la luna trasera de los autobuses urbanos -pegasos para los sevillanos- anunciando el lejano evento. Parece mentira que aquel erial de la Isla de la Cartuja, con sus famosas y arruinadas chimeneas, se fuera convirtiendo a suerte de banderillas en forma de grúa y todo tipo de maquinaria y excavadoras, en un recinto, que llamaba a rebato a las oficinas del INEM, que no daban a basto en suscribir contratos, en la gran fiesta de oro de la construcción, bendiciendo a las PYMES y elevando al olimpo de la quimera a los autónomos. Aquella primavera fue todo vísperas prolongadas en la ciudad que nunca cuadra las cuentas pero las cosas se organizan solas, porque todos sus faustos, salen a la calle antes, durante y después del vía+crucis que cuesta su inversión, superando toda campaña promocional. Cuentan los cronistas y demagogos, que la “vieja dama”, representada ante el mundo por su primer Ministro e hijo dilecto, criado en Bellavista, se modernizó hasta tal punto que todas las infraestructuras, formaron parte de su dote, fertilizando la tierra que ya de por si y merced a sus tópicos típicos hace germinar cualquier tipo de semilla. Pero lo más importante para nosotros, los naturales de sevilla o sevillanos de adopción, fue lo bien que nos lo pasamos en la EXPO y lo orgulloso que nos sentimos disfrutando como anfitriones universales. Podíamos haber presumido y de echo lo hicimos de cifras y records de visitantes y visitas Soberanas e ilustres, pudimos haber presumido de pabellones y edificios que rompieron los moldes de la innovación; de tecnologías que aún se anticipaban a la punta del iceberg que ya asomaba por el lago, pero nos dejamos llevar por el pájaro loco de nuestros sentimientos disfrazados de CURRO y volamos con la imaginación por su cresta a través del arco iris, embobados y noveleros como siempre, nos quedamos en esta ciudad, nacida para la primavera en vísperas, haciendo colas como las de San Lorenzo, que es muy nuestro, para ver los asombros de Canadá o asomarnos a los precipicios del vértigo en la tierra de Gracia de los conquistadores. Fuimos sevillanos por el mundo, como nos gusta a nosotros, sin salir de casa, porque esta casa es tan bonita que fue capaz de convertirse en isla mágica, con microclima y telesférico para cruzar el desnivel de la grandeza. Recuperamos paraisos perdidos como el navegar del río, aun sabiendo que sus nuevos puentes nos harían cruzar tarde o temprano a la otra orilla donde se paga el precio de la gloria. Pero quien nos quita la diana que el arco de la Barqueta asestó en nuestro corazón con la flecha del Alamillo. Han pasado veinte años y nos quedamos con la gracia y la emoción del recuerdo, lo único que siempre hemos tenido para dar y recibir de todos aquellos con los que la compartimos. Nos queda la isla a duras penas subsistiendo en parque temático, el perfil del Monasterio con sus airosas chimeneas recortadas en el horizonte del poniente y la sombra de aquellos pabellones emblemáticos que nos hicieron viajar sin salir del ombligo de nuestro mundo. Como dijo Petronio, fuimos dignos del espectáculo, lo mismo que el espectáculo era digno de esta ciudad universal. La más grande con lo más granado, actuó en el palenque en las noches memorables de Azabache, todas las celebridades del momento, se dieron cita en el evento que llegó a ensombrecer las espectativas de toda una olimpiada, Sevilla tuvo que ser la maqueta inefable de esa Andalucía joven que se plantaba ante los ojos del mundo en una EXPO´92, que marcó desde entonces, un antes y un después en la Historia, que nosotros pudimos vivir para contarla.






Entradas populares de este blog

SAN CUCUFATO, ora pro nobis

Sepan vuesas mercedes, que les vengo a hablar de un Santo sin canonización ni onomástica. De un Santo, sin nicho ni ornacina; de un Beato sin altar ni retablo que obra descomunables maravillas a los cientos de miles de devotos que imprecan sus favores. Este es un Santo elevado a la gloria por méritos propios; proclamado bendito por unanimidad en el cónclave infalible del saber vulgar, tan honorable como el filosófico o el científico. Sepan vuesas mercedes, si no lo saben ya por bocas de sus venerables abuelas o por intercesión de sus hacendosas madres, sopena que sean por parentesco político, que este magnífico Santo obra verdaderas maravillas tanto como singulares prodigios y asombrosos milagros al frente de su sagrado magisterio, ocupando su cátedra doctoral, de abogado -honoris causa- de las personas, animales y cosas perdidas. Acepten de buen grado y manera incondicional, humildemente la Oración que en su Honor y gloria, les acerco y sirvánse rezarla con intención fementida, ya q…

A LOS CINES DE VERANO QUE TUVO SEVILLA

CINE DE VERANO
Ven conmigo al cine De sábanas blancas En noche fragante De aroma de albahaca… La salamanquesa Está en la pantalla Y un festín de luces Trenzado en guirnalda Enciende las cales De la pared mágica. Ponen “tres sargentos” Que importa la trama Si el duro de Martín Piter o Sinatra, Los Diez Mandamientos O Lawrence de Arabia.
Lo bueno es sentarse Mirando las sábanas Cabeza con hombro Frente a la pantalla Y de vez en cuando Si la emoción salta Perderse en el cielo De estrellas de plata Mientras sella un beso Una noche mágica.
...Sevilla tuvo hace años, ya lo decía el Trovador, bailes y café cantantes, el cine mudo la murga el LLorens y el Novedades, y en estos solemnes días de estrenadas vacaciones con suspensos o aprobados, nos abría las terrazas perfumadas de sus cines de Verano. Las blancas pantallas radiantes orladas por la línea de azul noche, las tapias encaladas cuajadas de jazmines, el albero del patio recien regado, las sillas de enea, las girnaldas de bombillas de colores, la vieja parra, el …

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pánico, en los puntos calientes donde se produjeron las estampidas -que al parecer y visto lo grabado- fueron más de atronadores ruidos que de nueces, rompiendo el tenebroso silencio de la noche. Varios días intentando digerir las declaraciones vertidas por las fuerzas y cuerpos de Seguridad, desde los informes de Emergencia, hasta las versiones de las distintas autoridades, sin poder quitarme de la cabeza, la rabia e indignación que me embarga ante el daño innecesario y cruel, sufrido por tantos paisanos de todas las edades -sobre todo los niños- que no olvidaremos, después de diecisiete años de rehabilitación, el nuevo trauma de esta madrugá.. No me cabe sacar otra conclusión que la del fracaso absoluto, tanto de los responsables de Organización -CGHH, como de las autoridades Municipales. Coincido con ciertas declaraciones vertidas, por algunos cronis…