lunes, 7 de enero de 2008

EL VACÍO

EL VACIO Creo que la riqueza de un pais se mide por la cantidad de resíduos sólidos que genera. Ver los contenedores después de la llegada de los Reyes Magos, es todo un espectáculo. Espectáculo del mayor consumo en cuanto a cantidad. Envoltorio almacenado que retrata una calidad de vida, que aunque no haga honor a la realidad sí pone de manifiesto un hábido de consumo desmesurado. Espectáculo también de miseria, reclamo de podredumbre que invita a los desheredados a rebuscar entre los cientos de miles de toneladas que se depisitan junto a los contenedores, hastar convertir el recinto en un estercolero. Todas nuestros hogares, amanecieron hoy con el vacío de cantidades ingente de papel de regalo, de cajas de cartón, que nos restaban el espacio del salón y las habitciones. Después de tanta ilusión habida o por haber; después de tanta generosidad y besos de agradecimiento, después de tanto compromiso que cumplir, nos queda el vacío de la insatisfación. Puede ser para los Béticos, el “tres a cero” que más duele...puede ser para los niños, el poco tiempo libre que les resta para disfrutar los juguetes fuera del horario escolar...para los adolescente, la depresión de volver a la disciplina del instituto, después de la libertad condicionada por unas vacaciones ...para los empleados y operarios de recogida de residuos sólidos (LIPASAM), el vacío de tantas horas de trabajo, esfuerzo y dedicación en labor tan ingrata. El vacío de una cuesta de Enero histórica que se prolonga en incertidumbre económica hasta las fiestas de primavera. El vacío de unas solitarias calles en este festivo 7 de Enero, junto a unos contenedores atiborrados de resíduos, son otras formas de comprender que estamos en tiempo de REBAJAS.

Entrada destacada

naturaldesevilla: El Rey que perdió la cabeza

naturaldesevilla: El Rey que perdió la cabeza : Quizás fuera el Palacio del Conde Pumarejo, lugar idóneo para las citas clandestinas del rey...