domingo, 3 de febrero de 2008

ANGUSTIA, ES LO QUE YO SIENTO...

La ciudad era gris, no parecía la misma, su cielo atormentado... no había color en el cutis pétreo de su caserío, la calles estaban mustias, contrariadas, tan lejos de sí misma que parecían de otra ciudad. Las puertas de la hermética capilla universitaria, estaban abiertas sin embargo, la Virgen de la Angustia como la oscura tarde, era el único destello del vértigo del sol. Mujer sola, vestida de Reina, que baja a saludarnos a los piés del Hijo de la Buena Muerte; quien tenga el indicio de la menor duda, que alce sus ojos hacia el gólgota de la perfección crucificada, aprenderá la lección magistral de tan rebuscado nombre, sino es capaz de grabar su dulce imagen eternamente en la memoria. En la ciudades eternas la edad no cuenta, el niño como el hombre, asocia la Angustia con la belleza, el dolor con el rostro ensoñado de una madre, la pasión con el gozo, prolongando un carnaval de vida que nunca termina en cuaresma ya que la verdadera penitencia se redime a sí sola con el paso de los cuarenta días. La ciudad era gris, como alma que se retira al desierto y medita el preludio de su ansiado esplendor. Llegarán los días -gota a gota – como lágrimas de cera extasiada en los cirios de altares de quinarios, volverán las golondrinas a columpiarse entre las volutas azules de la patriarcal. Brotarán los sabores poco a poco como ensayan sus pasos de frente iguales costaleros, el viejo paladar del clavo y la canela mezclado con la miel y el incienso condensado y el día que menos lo esperes por ser el más deseado, te sorprenderá la deliciosa lluvia de azahar al pié de los naranjos en flor. Por eso la Angustia que siento en esta tarde gris de cielo irreconocible, es el dulce sabor del presagio, ese que cada año convierte el drama de la pasión en gozo ante la llegada inmenente del miércoles de ceniza, este año tan próximo.

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...